?

Log in

Sticky Provisional En Lo Que Monto Un F.A.Q.

—Si tienes un blog en Blogspot o Wordpress.com,o estás registrado en Yahoo!,puedes poner tus comments usando la opción de OpenID.Con tu misma OpenID puedes loggearte a las demás opciones de Livejournal.
También puedes loggearte utilizando tu identidad de Facebook.

—Hay banners disponibles para hacer links.Nomás descárgalos y súbelos a tu espacio,por fas no los hotlinkées que el bandwith no es gratis.

—De momento,el e-mail 'oficial' de contacto es u[caracolito tipográfico]garabatorama[punto ce-o-eme].

Hace 313 Semanas...

Superman Rulez!

...o lo que es lo mismo,ya 6 años en total,ocurrió que esta plataforma inició transmisiones.Y aún sigue al aire,para bien o para mal.

De los 4 blogs que padroteo,éste se ha convertido en el más esporádico.No obstante,se mantiene también como el más visitado.Lo cual sin duda revela que su perduración,más que un producto de la constancia —o la terquedad— es el resultado de haber encontrado una voz que aporta ideas únicas y útiles.Digo,sólo eso es lo que cuenta al final en el océano que es la totalidad de la blogósfera,y la competencia directa con los otros blogs y actividades que tengo (por que conste:no cobro nada por venir a escribir acó,ni mucho menos se le cobra a nadie por estar al pendiente o accesar a los ya bastantes archivos acumulados).

Y como ya es prácticamente ritual,es obligación decir de manera pública y sincera,«MUCHAS GRACIAS».Por que a fin de cuentas,las ideas,opiniones y obviedades vertidas acó son sólo palabras en tanto no se comparten.Y eso ocurre precisa y exclusivamente cuando alguien llega y tiene el interés de leer y aprender.Eso es lo bonito del asunto.Ya sea que estén checando ésto vía Feedburner,RSS directo,friendlists o directamente en el sitio,tómense unos minutos para regodearse.La ocasión de celebración es suya,si no por tiempo acumulado,al menos por la libertad de pensamiento y criterio.Si esa capacidad de elección no vale celebrarse,entonces no sabría qué entonces.

De nueva cuenta,gracias profundas.
Y ojalá sigamos viéndonos a lo largo del próximo año de transmisiones.
separador
La autopublicación permite que un escritor controle cada aspecto de la creación y promoción de su libro. Es una opción llamativa para los creativos que poseen la confianza y tiempo para sumergirse en una labor así de grande. Pero muchos escritores entran al proceso sin saber qué esperar, apoyándose en sus experimentadas habilidades de investigación para aprender los tejes y manejes de la industria editorial. Antes de que te sumerjas demasiado, lee la siguiente lista de 10 cosas que hay que considerar antes de autopublicar y determina si estás listo para el reto.

1. La tasa de éxito es minúscula
Muy pocos auto-editores alcanzan el éxito por que simplemente no saben qué están haciendo. En muchos casos, carecen de la previsión y perseverancia requerida para ser un autopublicador. Algunos de los problemas comunes con los que se topan los autoeditores primerizos incluyen la negación a solicitar la ayuda que necesitan, el uso de portadas poco profesionales y títulos débiles, hacer tirajes de más y una mercadotecnia floja. Hace falta mucho tiempo y esfuerzo para escribir, imprimir y comercializar un libro, así que planea de manera acorde.

2. Hazlo por las razones correctas
Debido al nivel de riesgo implicado, es certero meterse en el proceso sin esperar ganar dinero. En otras palabras, no esperes que la autopublicación se convierta en tu principal fuente de ingresos —si es que genera algún ingreso. Aparte, no autopubliques por que sientas que no requieres de nadie más. Si tu libro ha sido rechazado por varios editores, entonces quizá podría requerir un cambio o dos.

3. Sirve tener un nicho
Los autoeditores más exitosos son expertos en un campo con una audiencia específica reducida. Si ya te has hecho de un renombre en ese nicho, quizás a través de pláticas o artículos y textos previamente publicados, y si tienes al menos una audiencia modesta, entonces puedes comercializar tu libro directamente a esa misma gente. Los profesores en alguna materia con frecuencia utilizan esta estrategia pues no pretenden de inmediato comercializar de manera masiva sus libros.

4. Vas a estar administrando un negocio
Eso significa que requerirás de papeles. Necesitarás saber cuál será el costo de la operación —como verás más abajo— y necesitarás hacerte de una estrategia de mercado si pretendes alcanzar a una audiencia más allá de la modesta que ya tengas establecida. Como editor, necesitarás de crearte un nombre que incluya 'libros', 'ediciones' o 'editorial' para que la gente sepa qué representas.

5. Vas a necesitar dinero
Autopublicar es una gran inversión. Además del costo de impresión, un dinero debe apartarse para el marketing y contratar a un corrector, ilustrador y/o diseñador gráfico. Una casa editorial tradicional normalmente se responsabiliza de estos costos, pero desde el momento en que estarás haciéndolo todo por tu cuenta, ahora serán tu responsabilidad. Asegúrate de investigar y establecer un presupuesto de antemano para que no te encuentres ningún problema financiero inesperado.

6. Seguirás necesitando de un editor
Como no estarás afiliado a una casa editorial, necesitarás buscar un editor que supervise tu trabajo y ofrezca consejos sabios. Los autopublicadores contratan editores freelance para que realicen dichas tareas —ellos se aseguran que tu libro sea interesante y legible. La decisión final en todo sigue siendo tuya, pero su experiencia será necesaria si la tuya es poca o inexistente.

7. Conoce los detalles
Antes de que tu libro llegue a las tiendas, necesitará un Número de Libro de Standard Internacional (ISBN) y un número de catálogo. El ISBN facilita que los libreros identifiquen el título entre sus vastos inventarios de libros. Puedes obtener uno en RR Bowker Company. El número de catálogo permite que tu libro llegue a las librerías.

8. Las ventas serán tu trabajo
Como ya se dijo previamente, los autoeditores deben saber cómo administrar un negocio. Para que un negocio sea exitoso, debe tener un eficiente equipo de ventas —en este caso, ese eres tú. Necesitarás convencer a las librerías tradicionales, las online, los distribuidores y mayoristas de que tu libro es vendible. Es importante saber que diferentes vendedores requieren de diferentes porcentajes de las ventas, así que no esperes que cada uno pida la misma cantidad. Y recuerda, la paciencia es una virtud —tus libros no volarán de inmediato de los anaqueles.

9. El respeto será difícil de ganar
Si tienes suerte para hacerte respetar, será bien merecido. Los reseñistas suelen ignorar a los libros autopublicados por que los autoeditores suelen ser amateurs que, honestamente, producen trabajos poco llamativos. Será toda tu responsabilidad hacer que tu trabajo sea notado por los reseñistas, distribuidores y lectores. El proceso por el cual compongas tu libro ayudará a determinar qué tanto éxito tendrá.

10. Nunca será demasiado tarde para que le vendas tu libro a un editor comercial
Si logras llegar a tu mercado con éxito y demuestras que hay potencial de que alcances una audiencia mayor, entonces una editorial comercial posiblemente demuestre interés en encargarse del título. Ésto no siempre significa que lo empujarán hasta la estratósfera de ventas. Asegúrate de que la gente con la que trabajas esté tan interesada como tú en promover los libros que tienes —de lo contrario, la transacción carecerá de sentido.

**********
*Traducción de un texto original de Carol Vertz,posteado en el blog de Liberal Arts Colleges, el día 28 de septiembre de 2010.
Carol Vertz es profesora online y blogger.
separador

formspring.me

¿Cuál crees que es el próximo escenario para las novelas gráficas, los autores podrán vender sus obras a las editoriales o ya no será posible? Y segundo. ¿De qué forma logrará ingresos un autor sin una editorial que lo promocione y lo distribuya?

Pues desde hace 2 o 3 años pa'ca,las editoriales ya no reciben propuestas de series,sólo novelas gráficas.Que a la mera hora,creo sólo SLG y Oni sí están publicando todo en libros de primera instancia,pues el resto está optando por acomodar las obras en miniseries,e-comic o webcomic,y ya después,viendo la respuesta del público,valoran si sí sacan el libro o no.
Si a eso le echamos que de por sí casi todas las series las andan redactando en tramas preconcebidas para ser compiladas en TPB,pues es claro que habrán novelas gráficas para rato,y en tanto así sea,habrán editoriales.

Ahora bien,la promoción y distribución ya desde hace rato no es responsabilidad de la editorial.Image Comics,por ejemplo,se compromete a publicarte,anunciarte en el catálogo de Diamond y hacerla de representante informal,pero todo lo que son comunicados de prensa,presentaciones en convenciones,publicidad,entrevistas,memorabilias y demás,ya son bronca tuya como autor,o en el último de los casos,de tu agente artístico si es que cuentas con uno.
En teoría todos los ingresos deben salir de las ventas directas de copias,y de la renta de anuncios.Pero en la práctica,publicar implica muchísimas mermas chiquitas que se van acumulando,y aún un éxito de ventas puede apenas si salir tablas.
Para sacar ingresos,pues están los recursos que muchos creativos sin estrellato o exclusividad vienen practicando desde al menos inicios de los 80's:dobletear proyectos;freelancear en el periodismo,la ilustración o la animación;vender originales;vender autográfos o sketches;ofrecer conferencias o cursos;bordar ropones o ya de plano lo que caiga.Venga,ultimadamente,por algo incluso Jack Kirby y Stan Lee,siendo quienes eran,terminaron haciendo cosas para la TV como Thundarr y Striperella,respectivamente.

Ask me anything,whatever (beware:I have answers for everything)

Tags:

separador
En los días de la muy invocada "época de oro" de la industria mexicana del comic,se manejaban tirajes exagerados.Es de hecho una de las primeritas características que salen a colación —el hecho de que décadas atrás,los comics se medían en millones de copias semanales.
Pero claro,también la inversión necesaria para publicar un miserable capítulo de una serie era francamente ridícula.Y es que no sólo hablamos de los honorarios del guionista,del trazador,el entintador y su correspondiente editor…estaban también los correspondientes asistentes personales/aprendices/chalanes de cada uno de ellos,secretarias,impresores,bodegueros,voceadores,publicistas y un largo etcétera de intermediarios.Ergo,que el volumen de copias no era nomás un chispazo de éxito:se trataba de una necesidad práctica,pues literalmente,eran muchas bocas por alimentar.Por causa de este motivo,había también necesidad de un criterio muy selectivo.Nadie podía darse el lujo de experimentar o publicar algo con una calidad reducida,pues toda la inversión apostada podía perderse y no recuperarse nunca.

¿Y qué criterio se aplicaba? ¿Cómo se sabía cuando un comic garantizaría ganancias acordes a la inversión que se le metía?
Teóricamente,cuando se veía talento de por medio.Y a quien le correspondía juzgar al talento,era a los ejecutivos a cargo:los editores.No hay novedad en el asunto,pues a la fecha aún es así en muchos entornos.Lo que es más,incluso en otros medios como la música,la TV o el cine,donde manda productor,no gobierna artista alguno.
Evidentemente el sistema ha fallado,en vista de que el comic,al igual que la mula vieja de la canción popular de los 30's,ya no es lo que era.Cada quién tiene su teoría o chivo expiatorio favorito para tratar de explicar la situación:la TV,los videojuegos,la piratería,el analfabetismo funcional,la pérdida de valores morales,la malicia de enemigos organizados en mafias,o lo que sea.
Talento no falta,es lo que suele reiterarse una y otra vez.Cierto.Pero evidentemente dicho talento es insuficiente,cuando las obras de mayor éxito y/o culto por estos rumbos no pasan de ser obras derivativas,genéricas y del montón en otros mercados similares.Ni se ubican tampoco en las escalas que imperaban en los 'buenos viejos tiempos'

El modelo de industria que guía al medio del comic,sugiere que el talento honesto y sólido es el que se gana el derecho a sobresalir.Sin embargo,ésto no se limita al puro talento creativo —hay quienes en la práctica,lo suyo es talento para la autopromoción,las relaciones públicas,la persuación,la perseverancia continua,las ventas o cualquier otra cosa.Es talento válido y efectivo,pero en un momento dado entramos en problemas cuando no hay objetividad y se le confunde con la creatividad pura.Ésto desafortunamente es demasiado común,y así llegamos a un punto donde pocos autores y obras logran perdurar en calidad de proverbiales garbanzos de a libra,mientras el resto no pasan de llamaradas de petate,proyectos con salidas en falso,historias inconclusas o modas efímeras.Por que al final,el talento es sobredimensionado o mal aprovechado.

Lo que hay es un distanciamiento entre los extremos escenciales del comic:el lector y el(los) autor(es).Los autores fácilmente olvidan que si pueden continuar haciendo lo que hacen,es por que alguien está consumiendo lo que hacen.En vez de eso,los autores se concentran únicamente en hacer comics para mantener a las empresas editoriales,para ser invitados a eventos culturales,para ser reconocidos como líderes de opinión,para ser aprobados por otros líderes de opinión,y claro,para alimentar su vanidad.
Cuando la audiencia demuestra su desacuerdo inclinándose a otras opciones,¿qué pasa? Nada,que tales opciones alternas se convierten en chivos expiatorios («los videojugos están matando al comic»),o los lectores son acusados veladamente de traidores a su cultura,su patria y hasta su familia.O si no,de plano no son bajados de ignorantes,indignos de entender lo que los,oh magnánimos autores,están haciendo.
A veces,puede que los lectores ofrezcan su opinión honesta de qué no les gusta y qué podría mejorarse,por que venga,de veras quisieran que todo cambiara para bien.Pero entonces,1 de 2:o los autores se hacen de oídos sordos,o se lo toman como un ataque personal,y terminan alienando a posiblemente los únicos 4 o 5 lectores con la buena voluntad suficiente de querer mejorar las cosas.

Algunos autores han entendido de modo empírico o instintivo la situación,y de ahí se han refugiado en la autopublicación o en el internet.Su volumen de difusión es de moderado a modesto,pero a cambio su conección con su público es directa…más de lo que cualquiera se podría imaginar.De esa conección se ha podido generar prosperidad,al darle a los lectores exactamente lo que quieren y necesitan,y que éstos a su vez retribuyen de modo equitativo y leal.Lamentablemente,muchos otros no lo entienden,y asumen que el éxito es milagroso y radica únicamente en los formatos,canales y estilos,cual si de fórmulas se tratase.Ya ven,hace tan sólo unos pocos años atrás,todo mundo le tenía fe a las novelas gráficas como panacea de salvamento de la industria.Hoy se les encienden veladoras a las tiras web.Cuando se vea que eso no brillaba tanto como parecía,seguro que todos los huevos se pondrán en la canasta de las interfaces en HTML5,en los teléfonos celulares,o qué se yo.Y lo único que se perpetuará es un ciclo incestuoso y aislado,donde los autores se darán palmadas mutuamente en la espalda por descubrir un estilo o canal nuevo de éxito,cerrando los ojos al hecho de que todas las panaceas que usaron antes no funcionaron,y que mientras tanto,su audiencia paulatinamente no deja de alejarse en más de un sentido.

La industria ha cambiado,y de hecho no ha dejado de hacerlo.La tiranía de los productores editoriales ya no tiene lugar en la ecuación,y el poder está en manos de la audiencia.Ésto beneficia enormemente no sólo a la industria,sino al comic mismo en su rol de plataforma de expresión.Ojalá más gente lo note y lo respete,en vez de proyectar culpas en enemigos imaginarios,o de encerrarse más en un aislamiento onanista donde los únicos consumidores disponibles,son los mismos creadores de siempre,encerrados en sí mismos.
separador

Que Se Muera El Pasado

Whoah
O Tempora O Mores...
«El pasado no tiene ninguna importancia.El presente no tiene ninguna importancia.Sólo el futuro importa.Pues el pasado es lo que el hombre no debería de haber sido.El presente es lo que no debería ser.El futuro es lo que son los artistas.»
—Oscar Wilde.

Es muy fácil comparar las obras modernas con sus contrapartes clásicas del pasado.Y de ahí es todavía aún más fácil caer en la conclusión fácil de que el material antiguo es de alguna forma superior al más moderno.Pero dicho punto de vista,generalmente es completa y absolutamente erróneo.

Un gran número de lectores,escritores especializados y uno que otro creador muchas veces vitorean todo lo pasado,sin la más mínima idea de qué están hablando realmente,y sólo dejándose llevar por la inercia de la cultura general,más la irrefutabilidad de que todo lo que sobrevive a la prueba del tiempo,lo hace por algo.
Okey,ese mérito en particular es suficiente para toda clase de valoraciones y reconocimientos técnicos,simbólicos o sentimentales.Pero hay que tomar siempre en cuenta un detalle:todas las obras,y en especial las de índole creativo,son siempre productos de su entorno y su tiempo,y esos son siempre diferentes.Tan pronto una obra se descontextualiza de dicho entorno,sus mensajes e intenciones pueden cambiar radicalmente,perdiendo su capacidad de mantener la atención del grueso del público.Eso pasa con las modas precisamente:si expiran,es por que se salen del contexto en donde encajaban.Vale,hay modas que logran perdurar de manera artificial o natural durante años o décadas...pero eso es por que se adaptan y modifican a sus nuevos entornos.Luego entonces,al cambiar,en realidad se convierten en otra cosa nueva y distinta.Bugs Bunny lleva más de 70 años en circulación,pero el Bugs que hoy aparece en los bumpers del Cartoon Network y la mercancía oficial de la Warner,es radicalmente distinto al Bugs regordete de la década de los 40's.O al Bugs de ojos tiernos de Chuck Jones en los 50's.O al Bugs que jugaba basket con Michael Jordan en los anuncios de Nike™.Tan así,que uno de esos no sentía empacho de trasvestirse o hacer chistes racistas,mientras que los otros nunca lo hicieron ni lo volverían a hacer.Por que,vuelta a lo mismo,son productos de épocas distintas.

Las sociedades y culturas evolucionan y cambian continuamente,y lo que era relevante para una generación,puede no serlo para la siguiente.Obviamente entonces cada generación va a considerar prioritario únicamente aquello a lo que se (mal)acostumbró a darle importancia.Lo cual es totalmente válido,pero no por ello se van a subestimar los nuevos valores.Tampoco es excusa de caer en la holgazanería de no ejercer la objetividad y aplicar un criterio ante el entorno.Es muy fácil decir que las obras modernas son malas o pésimas por no admitir que uno no tiene la voluntad de verlas con más detenimiento.O ya no digamos hacer una comparación más adecuada.Si comparamos,digamos,un webcomic al azar con las tiras de Calvin & Hobbes,es predecible que las tiras del niño malcriado y su amigo imaginario muy seguramente se verán mejor elaboradas,más relevantes y más exitosas.Pero pa'l caso,Calvin & Hobbes de antemano y en su momento,fue un éxito de ventas,y no es justo entonces compararlo con una tira web que muy probablemente no está en ese caso.Si a esas vamos,habría que comparar a la tira web anónima con otra tira anónima de la época de Calvin & Hobbes.Y ahí entonces,con toda honestidad,es entonces muy probable que se pueda notar que entonces,si Calvin & Hobbes triunfó,fue por que todas las demás tiras cómicas producidas en la misma época,eran genéricas,chambonas y francamente aburridas.Ergo,que Calvin & Hobbes —ni ningún otro éxito de antaño— no revindica automáticamente a todos los productos de una época pasada.

Ahora,otra cosa:una cosa es la relevancia cultural,y otra muy distinta establecer un vínculo con la audiencia.Mozart o Wagner son clásicos y una referencia obligatoria,pero no por ello en los salones de baile o conciertos la gente se arremolina para escuchar minuets o marchas operísticas.¿Porqué limitarse a eso,cuando hay más opciones para escoger,como el folk,el rock punk,el metal,el trance y las cumbias? ¿Y porqué quedarse sólo con la música,habiendo cines,videos,revistas,TV,celulares e internet?
Seamos objetivos:si el Spider-man de Stan Lee y John Romita llegó al status de fregonería non plus ultra,es por que su única competencia directa eran reimpresiones de la 1ª época de los X-men,y comics de la 1ª alineación de los Teen Titans (la cual de por sí sólo se venía refriteando a sí misma desde 1955).Si el mismo Spider-man se volviera a introducir al mercado actual,es poco probable que repitiera sus logros.No cuando hay un Scott Pilgrim,un Naruto y un Umbrella Academy con un vínculo más directo con la misma audiencia...audiencia que,por cierto,no sólo tiene nuevos intereses,sino que resulta más diversa,y aparte,ya ha visto de antemano a todos los imitadores posteriores del Spider-man,así que conoce todas sus fórmulas y clichés.

El tiempo pasa.La gente cambia.La tecnología se moderniza.La humanidad evoluciona.Y para bien o para mal,todo eso significa logros y progreso en general.Buenos o malos,negarlos,significa paradójicamente negar también la valía de las aportaciones del pasado.
Ahora,claro,si alguien desea seguir haciendo cosas emulando los métodos y estilos del pasado,pues venga,muy del gusto de cada quién.Pero de eso,a confundir la nostalgia con técnica o pericia,sermonear que todo lo pasado era mejor,o lamentarse que ya no se ejerce tanta influencia o se tiene tanta compenetración con la audiencia como antes,hay ya una enorme distancia,y una falta de visión que corre el grave riesgo de trastocarse en fundamentalismo y un estancamiento que lo único que producirá,es olor a podredumbre.
Basta de vivir en el pasado,añorando glorias caducas o anunciando su obvio estado cadavérico.Más allá de todo eso,el mundo está lleno de muchas más obras nuevas y no menos meritorias.Más todavía,ahora todo mundo puede participar,y no sólo una casta de unos pocos que acaparan todas las herramientas y recursos para crear o liderear opiniones.

El pasado ha muerto.Próspera pero corta vida al presente,para que siga existiendo el futuro.

(Y ya ultimadamente,si hoy odian a Lady Gaga,el Spider-man divorciado por Satán y el traje nuevo de la Wonder Woman,no pierdan de vista que dentro de 10 o 15 años,se volverán a poner de moda gracias a la bola de nostálgicos que van a añorar los 'buenos viejos tiempos'...¿No creen entonces que más vale ir apreciando las cosas por lo que son de una vez,antes de que tengan que tragárselas en la 2ª vuelta? Nomás digo...)
separador

La Inevitable Sutileza De Recomendar

Pancho Villa
El comic desde hace rato dejó de ser un pasatiempo barato.No que se compare con coleccionar vinos,restaurar autos clásicos o asistir regularmente a conciertos de estadio,pero a un lector promedio le cuesta invertir algo de su tiempo y dinero para conseguir sus revistas,libros,fanzines,etc..La inversión es lo bastante significativa para no querer correr riesgos adquiriendo un comic de chambón a pésimo.Así que ante la siempre persistente inquietud de elegir qué leer después,o por dónde entrarle a un nuevo autor o género,está la no menos persistente opción de hacer y pedir recomendaciones.

Pedir recomendaciones se hace todo el tiempo,de manera formal y casual.Dar recomendaciones,sin embargo,es una labor delicada y exige bastante responsabilidad —misma que muy pocos se animan a echársela.Existen de hecho muchas muletillas para zafarse fácilmente:«lee lo que te guste»,«a'i,lo que te llame la atención y ya aplica tu criterio»,«¿Qué fue lo último que leíste? (para recomendarte algo igual)».
Y no es que tales argumentos no sean válidos,al contrario,hacen bien en justificarse en que,al final,cada quien a nivel personal elige lo que le gusta y lo que no.Pero incurren en obviedades y aparte,al final el punto clave es que si alguien está solicitando una sugerencia,es por que desea aventurarse en terrenos desconocidos y salir de lo que ya ha visto antes,tal vez hasta el hartazgo.Si sólo le interesara seguir con lo que ya conoce,pa'l caso no pediría sugerencias y mejor re-leería lo que ya tiene.
Ahora bien,si alguien evade hacer recomendaciones,puede ser por que no confía en su propio criterio (maldita sea la humildad),o por que evidentemente no le gusta que quien le pidió la recomendación regrese más tarde a recriminarle haberle recomendado algo que no le gustó (no tanto por el reclamo en sí,sino por la insinuación de que el recomendador no tiene objetividad o buen gusto).

Hoy en día,sitios desde Amazon.com y Last.FM hasta Fáizbuq y Twitter se rigen mediante algoritmos de lógica elemental.Cosas del tipo:«Si te gustó ésto,puede que te guste esto otro»,o «A tus contactos les gusta este autor,tal vez a tí también».La intención es buena,está basada en la lógica de similitud de gustos y no niego que haya proporcionado resultados para alguien.Pero el sistema es poco flexible y propenso a errores,dado que no hay criterios de por medio,sólo conteos de popularidad.En mi experiencia particular,y como ejemplo,estoy harto de que Twitter me restriegue la cuenta de Warren Ellis (sus comics no me desagradan,pero no tanto para seguir a su persona) y que Faizbuq insista en sugerirme que le dé un 'Like' a las páginas de Woody Allen y Quentin Taratino (al margen:las películas de esos pretenciosos tienen el don de ponerme de malas en automático…no niego sus méritos técnicos y culturales,pero nomás no me gustan ni entretienen.Punto).

El punto clave de una recomendación efectiva es entonces el criterio.No aplicado en virtud de gustos o méritos técnicos,sino de necesidades particulares.Es fácil recomendar Watchmen por que es un libro que de antemano ha sobrevivido a la prueba del tiempo y ha recibido 2 o 3 halagos públicos por su manufactura.Pero de ahí a encasillarlo como el mejor comic de todos los tiempos es exagerar.Y de ahí a recomendárselo como primer lectura a un novato,es una mentada de madre.Simple sentido común por encima de la lógica concreta:para que a alguien le guste un discurso de deconstrucción de los superhéroes,por principio de cuentas deben interesarle los superhéroes,o de menos conocer los convencionalismos del medio del comic para entender dónde caraxo está la originalidad del libro y porqué debería importarle.

King Features
Para hacer una recomendación certera,hace falta hacer algunas preguntas personales a quien la solicita.Pero reitero,no para darle pan con lo mismo y estancarla,sino para expandir sus horizontes y ante todo,satisfacer lo que busca en ese momento preciso.Por que sí,claro,los buenos comics son siempre buenos y recomendables,pero el mismo libro puede no emocionar igualmente a 2 personas distintas.Adicionalmente,el mismo libro puede emocionar de modo diferente a una persona según si lo lee en este momento justo o dentro de 3 o 6 meses.Venga,que no es lo mismo leer Spider-man a los 10 años,que hacerlo a los 25.
Ahora bien,conste que leer un comic tampoco es nomás por puro placer.Sentarse a leer es placentero,cierto,pero un comic puede leerse para carcajearse un rato,meditar sobre los imponderables de la condición humana,sentir algo de empatía en un momento de soledad o depresión,perder el tiempo en algo o qué se yo.Una buena recomendación implica conocer este tipo de necesidades y saber atenderlas.

También hace falta entender que para entrarle a un comic nuevo —o para el caso,cualquier forma de narrativa— usualmente se hace únicamente a través de 4 puertas:los personajes,la ambientación,el lenguaje y la trama.Cada comic es más fuerte en una de esas 4 cosas.Por ejemplo,los comics de la Marvel obviamente están más apoyados en los personajes y la ambientación que en las tramas.Los webcomics biográficos no tienen tramas precisamente originales,pero su lenguaje fascina a muchos.Y así nos seguimos.Claro,los comics excelentes,son fuertes en los 4 aspectos al mismo tiempo,pero su misma igualdad hace que ningun aspecto sirva como entrada principal.Que es el caso de lo que ocurre,por ejemplo,con los fans de los superhéroes:al estar habituados a enfocarse en los personajes,no es tan fácil que den el salto al BD o el comic biográfico si no se les presenta un personaje bastante icónico.Igualmente,para interesar a un fan de la retórica,hay que presentarle un comic bien redactado en lo visual y lo literario,no ofrecerle un relato de época sólo por ser relativamente realista,ni darle una trama rebuscada donde debe memorizarse una continuidad con familias,amigos y villanos relacionados entre sí en el curso de 3 generaciones.Puertas distintas satisfacen necesidades distintas,pues —sin que ninguna sea necesariamente superior a las demás,importantísimo entenderlo.

Finalmente,hacer recomendaciones certeras requiere también de intuición y suerte.Reiterando,una misma obra emociona de manera distinta según el momento en que llega.Es de humanos cambiar de opinión,y lo que a uno le castraba hace un par de años,igual para ahora lo aprecia de modo distinto —y viceversa.Nunca se sabe cual libro,revista o autor en particular le cambiará la vida a quién,y ultimadamente el gusto se rompe en géneros.
Cosa de tomarlo en cuenta a la hora de recomendar algo en favor o en contra,nada más.
separador

Poner Puntos Finales Tiene Su Gracia

Un gran número de ideas se convierten en anteproyectos,o incluso llegan,de hecho,a desarrollarse en forma como obras.Todo empieza con harto entusiasmo de parte del autor,y apoyo de parte del público en potencia.

Y súbitamente,esas cosas nunca llegan a mostrarse al público.
O lo que es peor,se quedan a medio vuelo.

Shannon Wheeler
Es un problema que aqueja a todos los creativos en un momento u otro.Vale,es normal.Pero cuando lo único que produce alguien son obras a medias,en más de un sentido,ya hablamos de un vicio grave de mediocridad en el mejor de los casos,y de apatía en el peor de los escenarios.Y ya para entrar en una depresión crónica,baste con observar detenidamente que la escena creativa local está retacada de blogs abandonados,webcomics inconclusos,series regulares con un «continuará…» que nunca llega,anuncios en falso,directores cuyo único portafolio es un solo video,one-hit wonders,autores de una sola fórmula o estilo,y un largo e-té-cé.
¿Qué ocurre entonces? Y más importante aún:¿Se puede remediar?
La respuesta es afirmativa.Pero implica atacar el problema por partes.

«Es que no tengo tiempo»
El mayor obstáculo del creativo para terminar un proyecto…y también su pretexto más recurrente.Es obvio que las labores creativas llevan tiempo —y mucho,si acaso su depuración de temas,técnicas y estilos es cuidada y sofisticada.Nadie lo niega.La bronca,sin embargo,es la tendencia a sobreestimar las capacidades propias,y asumir que todo se hará con rapidez o incluso con inmediatez automática.
Es muy fácil desestimar el tiempo,y más cuando uno anda encarrerado con el entusiasmo inicial.Pero ya al poner las manos a la obra,oh decepción,uno se topa con que toma más tiempo del que se asumía.De ahí,pasamos a que el proyecto se empieza a relegar en favor de otras actividades más provechosas e inmediatas,como el empleo,comer,dormir,ir al baño,visitar a los parientes,jugar videojuegos,ver repeticiones de series de TV,usar el Twitter para chattear y otras actividades por el estilo.Y al final,salimos con que no hay tiempo para todo.
Decir que no se tiene tiempo,es válido sólo para quienes de antemano ya están realizando 4 o 5 proyectos simultáneos,y están apalabrados para hacer otros 9 durante el próximo mes —y aún así,se dan su tiempo para todo.Si alguien con 1 mísero anteproyecto dice que no tiene tiempo,entonces lo más seguro es que sea un pretexto gratuito,que sólo dice que el creador en cuestión carece del más mínimo sentido de la planeación.Y si lo tiene,es obvio que en sus planes entra de todo,pero su proyecto no es ninguna prioridad.Y si el proyecto no es prioritario para su propio autor,ni de chiste le interesará al público.

El empujón inicial.
Gibran Jalil Gibran escribió una fábula sobre una zorra y su sombra.Resulta que una mañana,una zorra salió de su madriguera de madrugada,y al ver su sombra alargada en el suelo,se dijo a sí misma que cazaría un camello para el desayuno.
La zorra caminó toda la mañana,y no pudo cazar ningún camello.Siendo ya mediodía,el sol estaba en el cenit,y la zorra volvió a ver su sombra.Al verla ahora chiquita,la zorra se dijo a sí misma «Bueno,quizá me conformaré con un ratón».

Lo mismo pasa al iniciar un proyecto.Al principio,la idea inicial suena como algo que vale la pena,y que en un descuido podría ser el siguiente fenómeno cultural que desbanque de un jalón a Star Wars,Mafalda,los Thundercats y Chespirito.Es enorme,así que hay que hacerlo a la de ya.Pero sobre la marcha,todo se desinfla,y a veces,lo que era una cruzada personal,se torna en un trabajo forzado,una obligación moral o una tortura de la que uno no ve la hora de zafarse.
Ésto va un tanto en relación con el tópico del tiempo,pues a más se alarga la labor aplicada a un proyecto,más aburrida y desmotivante se torna.La culpa nuevamente no es del tiempo,sino del creativo que no planea bien sus cosas,y se anticipa al hecho de que más allá de toda impresión inicial,va a tener que administrar sus energías para hacer algo.Eso,o de menos balancear objetivamente sus ideas,y determinar honestamente si ese gran proyecto que tiene es algo a lo quiere dedicarle 2 horas diarias durante las próximas 5 o 10 semanas de su vida.

Confianza
A veces,incluso los planes más infalibles fracasan antes de concretarlos.Y otras tantas ocasiones,los planes más improvisados funcionan casi por sí solos.
¿Suerte? No,más bien se trata de confianza en uno mismo como creador.Si se está seguro de cuáles son las capacidades propias,es más sencillo aplicarlas,sin subestimarlas o sobredimensionarlas.También es más sencillo resolver los accidentes y obstáculos ocasionales que pudieran afectar a los planes.Por que venga,para algunos,los obstáculos ocasionales son augurios de que hay que abortar la misión de inmediato.Y para otros,son sólo molestias pasajeras que uno siempre podrá resolver.

Calendarización
Si uno ya hizo planes,no está de más añadirles una fecha de entrega…y cumplirla.
Vale,que los deadlines se supone sólo los imponen los editores y los clientes que pagan por adelantado.Pero todos los proyectos los requierenpor muy personales e informales que sean.
Imponerse una fecha de entrega y tomarla en serio implica asumir un compromiso con uno mismo y con la obra,y le otorga un significado —lo que ayuda a contrarrestar todo posible sentimiento de apatía.También refuerza la confianza en las capacidades personales.
No hace falta que sea una fecha exacta,pero de menos sí debe ser regular,para no perder ritmo ni ímpetus.

Contemplar un fin…y un reinicio.
Al iniciar algo,sea lo que sea,es difícil visualizar el polo opuesto.Venga,cuando uno ve a un recién nacido,en lo último que se piensa es en cuando esté agusanado y empujando margaritas desde una pijama de madera.Pero hay que hacerlo.
Todas las cosas tienen un fin,así que el objetivo de toda obra creativa ha de ser llegar al mismo.Con ésto,estiéndase lo mismo un final narrativo,como uno práctico,como generar ganancias,acumular exposición,expresar una idea,provocarle celos a un rival o lo que sea.Evidentemente,llegar al fin que sea,va de la mano con los deadlines,y se deriva de la planeación y todo lo demás mencionado líneas arriba.

Finalmente —valga la expresión— anticipar un final significa precisamente hacerse a la idea de que después del fin ya no hay nada más.Ya se hizo,ya se obtubo algo,y que quede en santa paz,sin alargarlo de más,ni convertirlo en una obra inconclusa o a medio cocinar.Incluso en el caso de hacer una serie regular,por algo las entregas se estructuran en capítulos o sagas concretas,y por algo hay cierres de temporada.
¿Que hay energías e ideas para más? Pues adelante.Pero mejor para otro proyecto nuevo,¿no? Más valen 2 obras terminadas que una sola que nunca estará cerrada y sólo alimentará vanamente las expectativas de una audiencia cautiva a la fuerza.
separador

formspring.me

Cuando estabas en la editorial de la hoja verde, ¿cual eran los títulos Marvel o DC que mejor tiraje tenían?, ¿cuál era el límite para decir 'ahi muere'? Saludos!

Pues los tirajes siempre fueron más o menos homogéneos,realmente no había mucha diferencia.Ahora,si te refieres más bien a circulación vendida,de Marvel,definitivamente los que mejor se la llevaban eran los especiales de los X-men (la serie regular también se movía bien,pero obviamente tenía sus etapas de subidas y bajadas).
De DC,JLA era lo más solicitado,seguido de Superman.

El tope manejado para cancelaciones usualmente eran las 3,000 o 4,000 copias.Pero la verdad,variaba mucho según el tipo de serie,y más por que los títulos que les iba mal en los expendios de revistas,luego se recuperaban en la venta directa en los MundoVid —y viceversa.En todo caso,si tras 3 o 4 meses continuos una serie no daba señas de tener una circulación aceptable a nivel ventas o entre el público (caso de las que se convirtieron en flip-books),ya se le daba cuello definitivo.

Ask me anything,whatever (beware:I have answers for everything)

Tags:

separador
Por andar haciendo cosas que no,esta madrugada me tocó recibirla abrazando el retrete y regurgitando cosas.Fue casi como un augurio muy apropiado,pues rato después,al checar el Twitter,con lo primero que me topo fue con ésto:

Harvey Pekar
Y por supuesto,ésta es la parte donde 20% de la audiencia manifiesta pena,y otro 20% no sabe del todo qué ocurre,pero deduce el impacto e igualmente expresa pena por inercia.El 60% restante,simplemente se pregunta:¿Quién caraxo es Harvey Pekar y porqué debería importarme como con las muertes recientes de Frazetta y Gabriel Vargas?

Pues vale.Harvey Pekar era un Don Nadie.Tuvo a bien hacer un comic de culto,llamado American Splendor,y ese fue su único mérito,pues nunca hizo novelas gráficas (bueh,hizo una en colaboración con su esposa),ni tuvo contrato con la DC o la Marvel.Estrictamente,fue un autor mediocre.Pero en esa mediocridad radicó su grandeza.Por que de no haber sido por Pekar,la novela gráfica Maus nunca habría existido.Muy probablemente,el sello Fantagraphics tampoco se habría fundado nunca (o tal vez sí,pero nunca habría definido a su vez a los comics literarios y de autor).No vayamos fuera del internet:sin Harvey Pekar,no existirían webcomics como éste,éste otro,éste de acó,o...bueh,sí,incluso como éste otro.Y eso,sin que sus propios autores estén siquiera conscientes de la deuda que tienen con Pekar.

Mencioné que Pekar era un Don Nadie.En su caso no es un insulto,es realmente la única descripción que le ajusta.Era un simple archivista en una oficina de Cleveland,genérica,como tantas otras que hay alrededor del mundo.Era cínico y amargado con la sociedad y las monsergas de la vida diaria...igual que muchos otros adultos en su situación —qué diablos,como todo mundo nos hemos sentido alguna vez,no nos hagamos.Su vida realmente no le interesaría a nadie,por común,mundana e incluso un poco pesimista.Y sin embargo,Pekar agarró sus vivencias y anécdotas,y con ayuda de dibujantes de todo tipo,las hizo en comic.Necesitaría verificar si alguien más antes que él introdujo el genéro de narrativa autobiográfica al medio del comic,pero aún si no fue así,de menos definió muchas de sus reglas.En medio de eso,Pekar contribuyó de paso a que los comix de los 60's y 70's hicieran una transición limpia hacia lo que hoy son los comics alternativos e indy...resulta que Pekar autopublicaba sus comics,así como lo ven (ahí influyó,por supuesto,su amistad con Robert Crumb,pero los méritos del Harvey siempre fueron propios).

Ahora,Pekar era amargado cual limón agrio y desvergonzado como pocos.Guardando sus debidas distancias,podría definirse a Pekar como el Bukowsky de los comics (y aquí aclaro que Bukowsky se me hace más inflado que Tarantino y Arjona juntos).Sin embargo,Pekar nunca abusó del melodramatismo ni de la autolástima...de hecho —y aquí se nota porqué eligió expresarse a través del comic— tenía un fino sentido de la ironía,y entre sus rezongos y frustraciones de ruco prematuro,también supo contrastar valores como la generosidad,la amabilidad y la amistad,a través de esos destellos que saltan en las vidas de todo mundo.Harvey Pekar no fue realmente un escritor profundo,pero sí fue humano,en toda la extención de la palabra.No es exageración que leer los comics de American Splendor son de esas experiencias que les mueven el tapete a más de uno.También es de esas obras que en otros provoca indignación,y eso también es bonito —es casi imposible mantenerse estoico ante la obra.

Quiero suponer que de acó ya animé a 2 o 3 para leer American Splendor,de a perdis por cultura general.Por mí no se detengan,y cáiganle a cualquier copia que encuentren...como ya mencioné,hacía básicamente anécdotas sueltas,así que no hay continuidades ni puntos únicos de entrada.Muchos de sus comics más recientes fueron publicados por Dark Horse,y la DC sacó algunos más.Si tienen amigos y conocidos a los que quieren acercar al comic y convencerlos de su potencial narrativo,en vez de enjaretarles Watchmen,dénles American Splendor (altamente recomendado para quienes son fans de Mafalda).
O si lo prefieren,busquen la película de American Splendor...es una de las mejores adaptaciones que se han hecho del comic al cine (aunque no está basada directamente en los comics,pero ultimadamente,ambas cosas están basadas en la vida de Pekar).
Les dejo el trailer correspondiente —cuenta casi toda la trama,pero la película igualmente es bonita y emotiva (de vez en vez sale por cable).

(link para quienes leen vía RSS y Google Buzz:youtu.be/APpxQm7sH5k)

Descansa en paz,Harvey Pekar,y gracias por todo.
separador

Fragments

Fragments

¡La antología de comics Fragments ya está disponible a la venta!
¿Porqué debería interesarte? Bueno,pues por que en 44 páginas presenta 10 historias de artistas diferentes y sí,yo estoy entre ellos (con una pequeña fábula sobre la luna,por si acaso te lo preguntabas).
Pero la mejor parte es que todas las ganancias serán donadas a Save The Children,una organización enfocada a ayudar niños en necesidad de mejores condiciones de vida.

Puedes informarte más del proyecto —y adquirir el libro,por supuesto— en el sitio web oficial:FragmentsComic.org

*cross-post de everyueveryme
separador

Profile

Flying Saucers - Portada Pulp
cadete_kamikaze
Bitácora De Vuelo
RemiX

La Cosa Es Así...

A todo mundo le agrada atender a una historia, desde los tiempos en que los cavernícolas se juntaban alrededor del fuego.
La narrativa en general es un medio para crear lo imposible, para realizar sueños y anhelos, e inspirar otros nuevos para la cotidianeidad.

Éste, es un espacio para conocer mejor la narrativa secuencial moderna, sea en ilustraciones, textos, fotogramas, sonidos y otras cosas que quizás aún no se inventan...


Licencia de Creative Commons
El contenido escrito de este espacio (excepto donde se indique) está liberado y protegido bajo una licencia de Creative Commons. Mayores detalles en particular, pueden consultarse aquí.
Las imágenes, caracteres, conceptos creativos y tramas narrativas son propiedad de sus respectivos autores y/o difusores, y se mencionan aquí estrictamente con fines didácticos e informativos.

Suscripción Directa


Add to Google Reader or Homepage
Add to My AOL
Subscribe in Bloglines
Add to netvibes
FeedBurner

RSS ATOM
Correo Recibe los posts nuevos por e-mail

Latest Month

April 2011
S M T W T F S
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Syndicate

RSS Atom
Powered by LiveJournal.com
Designed by Lilia Ahner