-U! a.k.a. Uriel A. Duran [Artist For Hire] (everyueveryme) wrote in cadete_kamikaze,
-U! a.k.a. Uriel A. Duran [Artist For Hire]
everyueveryme
cadete_kamikaze

  • Mood:
  • Music:

Escalas y Valoraciones De La Industria Del Comic

En los días de la muy invocada "época de oro" de la industria mexicana del comic,se manejaban tirajes exagerados.Es de hecho una de las primeritas características que salen a colación —el hecho de que décadas atrás,los comics se medían en millones de copias semanales.
Pero claro,también la inversión necesaria para publicar un miserable capítulo de una serie era francamente ridícula.Y es que no sólo hablamos de los honorarios del guionista,del trazador,el entintador y su correspondiente editor…estaban también los correspondientes asistentes personales/aprendices/chalanes de cada uno de ellos,secretarias,impresores,bodegueros,voceadores,publicistas y un largo etcétera de intermediarios.Ergo,que el volumen de copias no era nomás un chispazo de éxito:se trataba de una necesidad práctica,pues literalmente,eran muchas bocas por alimentar.Por causa de este motivo,había también necesidad de un criterio muy selectivo.Nadie podía darse el lujo de experimentar o publicar algo con una calidad reducida,pues toda la inversión apostada podía perderse y no recuperarse nunca.

¿Y qué criterio se aplicaba? ¿Cómo se sabía cuando un comic garantizaría ganancias acordes a la inversión que se le metía?
Teóricamente,cuando se veía talento de por medio.Y a quien le correspondía juzgar al talento,era a los ejecutivos a cargo:los editores.No hay novedad en el asunto,pues a la fecha aún es así en muchos entornos.Lo que es más,incluso en otros medios como la música,la TV o el cine,donde manda productor,no gobierna artista alguno.
Evidentemente el sistema ha fallado,en vista de que el comic,al igual que la mula vieja de la canción popular de los 30's,ya no es lo que era.Cada quién tiene su teoría o chivo expiatorio favorito para tratar de explicar la situación:la TV,los videojuegos,la piratería,el analfabetismo funcional,la pérdida de valores morales,la malicia de enemigos organizados en mafias,o lo que sea.
Talento no falta,es lo que suele reiterarse una y otra vez.Cierto.Pero evidentemente dicho talento es insuficiente,cuando las obras de mayor éxito y/o culto por estos rumbos no pasan de ser obras derivativas,genéricas y del montón en otros mercados similares.Ni se ubican tampoco en las escalas que imperaban en los 'buenos viejos tiempos'

El modelo de industria que guía al medio del comic,sugiere que el talento honesto y sólido es el que se gana el derecho a sobresalir.Sin embargo,ésto no se limita al puro talento creativo —hay quienes en la práctica,lo suyo es talento para la autopromoción,las relaciones públicas,la persuación,la perseverancia continua,las ventas o cualquier otra cosa.Es talento válido y efectivo,pero en un momento dado entramos en problemas cuando no hay objetividad y se le confunde con la creatividad pura.Ésto desafortunamente es demasiado común,y así llegamos a un punto donde pocos autores y obras logran perdurar en calidad de proverbiales garbanzos de a libra,mientras el resto no pasan de llamaradas de petate,proyectos con salidas en falso,historias inconclusas o modas efímeras.Por que al final,el talento es sobredimensionado o mal aprovechado.

Lo que hay es un distanciamiento entre los extremos escenciales del comic:el lector y el(los) autor(es).Los autores fácilmente olvidan que si pueden continuar haciendo lo que hacen,es por que alguien está consumiendo lo que hacen.En vez de eso,los autores se concentran únicamente en hacer comics para mantener a las empresas editoriales,para ser invitados a eventos culturales,para ser reconocidos como líderes de opinión,para ser aprobados por otros líderes de opinión,y claro,para alimentar su vanidad.
Cuando la audiencia demuestra su desacuerdo inclinándose a otras opciones,¿qué pasa? Nada,que tales opciones alternas se convierten en chivos expiatorios («los videojugos están matando al comic»),o los lectores son acusados veladamente de traidores a su cultura,su patria y hasta su familia.O si no,de plano no son bajados de ignorantes,indignos de entender lo que los,oh magnánimos autores,están haciendo.
A veces,puede que los lectores ofrezcan su opinión honesta de qué no les gusta y qué podría mejorarse,por que venga,de veras quisieran que todo cambiara para bien.Pero entonces,1 de 2:o los autores se hacen de oídos sordos,o se lo toman como un ataque personal,y terminan alienando a posiblemente los únicos 4 o 5 lectores con la buena voluntad suficiente de querer mejorar las cosas.

Algunos autores han entendido de modo empírico o instintivo la situación,y de ahí se han refugiado en la autopublicación o en el internet.Su volumen de difusión es de moderado a modesto,pero a cambio su conección con su público es directa…más de lo que cualquiera se podría imaginar.De esa conección se ha podido generar prosperidad,al darle a los lectores exactamente lo que quieren y necesitan,y que éstos a su vez retribuyen de modo equitativo y leal.Lamentablemente,muchos otros no lo entienden,y asumen que el éxito es milagroso y radica únicamente en los formatos,canales y estilos,cual si de fórmulas se tratase.Ya ven,hace tan sólo unos pocos años atrás,todo mundo le tenía fe a las novelas gráficas como panacea de salvamento de la industria.Hoy se les encienden veladoras a las tiras web.Cuando se vea que eso no brillaba tanto como parecía,seguro que todos los huevos se pondrán en la canasta de las interfaces en HTML5,en los teléfonos celulares,o qué se yo.Y lo único que se perpetuará es un ciclo incestuoso y aislado,donde los autores se darán palmadas mutuamente en la espalda por descubrir un estilo o canal nuevo de éxito,cerrando los ojos al hecho de que todas las panaceas que usaron antes no funcionaron,y que mientras tanto,su audiencia paulatinamente no deja de alejarse en más de un sentido.

La industria ha cambiado,y de hecho no ha dejado de hacerlo.La tiranía de los productores editoriales ya no tiene lugar en la ecuación,y el poder está en manos de la audiencia.Ésto beneficia enormemente no sólo a la industria,sino al comic mismo en su rol de plataforma de expresión.Ojalá más gente lo note y lo respete,en vez de proyectar culpas en enemigos imaginarios,o de encerrarse más en un aislamiento onanista donde los únicos consumidores disponibles,son los mismos creadores de siempre,encerrados en sí mismos.
Tags: comic mexicano, industria, medio
Subscribe

  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 0 comments